Puedo concentrarme más en lo que hago, de una manera más metódica y organizada. En la mayoría de las veces no me dejo afectar por lo que pasa en el entorno o lo que me pase directamente.