Fue increíble, como luego de 10 sesiones, donde transcurrieron las citas sin “sentir” nada extraño ni diferente, se comparo el listado inicial de monitoreo de cambios y se evidenció una rebaja de más de la mitad de los “malestares” detectados inicialmente.
Aparte de ser un rato de descanso, fue productivo cerebralmente!! Me encanto y lo seguiría haciendo como terapia.