Me encantó Brain Evolution; en las sesiones dormía plácidamente, me despertaba descansada, mi cerebro se entrenó sin darme cuenta y mejoré mi tristeza. Hoy estoy más serena, pienso poco en lo mismo, mejoré en mi fatiga, no necesito cafeína para ponerme en marcha y en general me siento más tranquila en todo. Muchas gracias por su acompañamiento.