mujer estresada tomándose la cabeza

No dejes que la ansiedad eche por los suelos tu calidad de vida ni que dirija la misma. Tienes una solución probada, sencilla y sin efectos secundarios.


Si has llegado a esta sección, seguramente te preocupa estar sufriendo un proceso de ansiedad. Muy probablemente te sientes identificado con más de uno de los siguientes síntomas: opresión en el pecho, problemas para dormir, agobio o angustia, preocupación excesiva, pérdida de autoestima y aumento sobrevenido de un sentimiento de inseguridad y falta de confianza en ti mismo, ataques de pánico, taquicardias, palpitaciones, molestias digestivas, náuseas, fobias incipientes, tensión y rigidez muscular (especialmente en el cuello y trapecios), bloqueo mental, dificultad para concentrarte, falta de aire, temblores, sudoración, vómitos, “nudo” en el estómago, molestias y sensaciones extrañas en la parte posterior, superior y laterales de la cabeza, sensación de peligro, inquietud constante o muy frecuente, dificultad para estar quieto o en reposo, pérdidas de memoria y despistes, irritabilidad, ensimismamiento.

Neurofeedback para combatir el Estrés y la Ansiedad.

El 99% de los usuarios nota mejorías en menos de 6 sesiones

Pese a la predominancia de las prácticas tradicionales, cada vez hay más personas que se benefician de los avances tecnológicos contra la ansiedad a través del Neurofeedback. Éste es, a día de hoy, una solución  probada y universalmente reconocida para aplacar y controlar estados de ansiedad y estrés. A su favor, indudablemente podemos decir que contamos con que se trata de una solución sin efectos secundarios, no invasiva y no farmacológica. Es efectivo, dirigido a personas de cualquier edad y no requiere diagnóstico, por lo que tampoco es propiamente un tratamiento.

La clave del neurofeedback de NeurOptimal® reside en aprovechar y potenciar la plasticidad cerebral propia de cada cerebro. El sistema comunica al individuo aquello que no funciona adecuadamente y el propio cerebro se autoregula reorganizándolo. Se trata en todo momento de un entrenamiento pasivo. Cada sesión dura sólo treinta y tres minutos y medio y se realiza cómodamente sentado en un sofá-relax.

El resultado de este entrenamiento del cerebro es que se refuerzan las conexiones neuronales débiles y se crean otras nuevas, lo que se traduce en una mayor estabilidad emocional y en un mayor bienestar psicológico de las siguientes formas:

  • Reduce o elimina el estrés excesivo o la ansiedad, otorgándonos una mayor capacidad de análisis y de resolución para hacer frente a situaciones problemáticas y esto nos ayuda a disminuir los síntomas y trastornos provocados por el estrés.
  • Da una mayor resistencia ante el estrés al favorecer la capacidad de autorregulación cerebral, por lo tanto mayor autocontrol y mejora de la percepción de los propios recursos para hacer frente a los acontecimientos del día a día.
  • Se consigue una menor susceptibilidad al desgaste.
  • Minoración o eliminacion definitiva de la dependencia de fármacos analgésicos o antidepresivos, concediendo así una mayor autonomía a la persona.
  • Mayor capacidad de relajación y de descanso. Mejora de la calidad del sueño.
  • Posibilita el abandono de hábitos dañinos o adicciones.
  • Mejora de la calidad de vida y de la satisfacción personal.
El neurofeedback es una solución probada y reconocida universalmente para aplacar y controlar estados de ansiedad y estrés. No tiene efectos secundarios, es no invasiva y no farmacológica.

Ansiedad y estrés: Pandemia del siglo XXI

En los últimos cinco años, las expresiones «crisis de ansiedad» o «estrés» han sido consultadas en Google de forma significativamente más frecuente que la expresión «crisis económica».

¿Qué está sucediendo en nosotros para que hoy en día se hable de la ansiedad y el estrés como de una de las principales pandemias del siglo XXI? Para el 2020 se estima que el estrés ya supondrá la segunda causa mundial de enfermedad. Por un lado y según la OMS, entre un 35% y un 50% de las personas que la sufren no han sido diagnosticados y tratados y a la par se reconoce que las mismas pueden ser causa de múltiples desórdenes y problemas de salud:

En una primera instancia, las consecuencias de estados mantenidos de ansiedad o estrés pueden ser el insomnio, depresión, hipertensión, problemas digestivos, dolores de cabeza, dolores de espalda, abuso de alcohol, tranquilizantes o tabaco, disminución de la autoestima, pérdida de memoria o agotamiento general.

A largo plazo muchos lo asocian con enfermidades y problemáticas tan dispares como gastritis, úlceras, artritis, alergias, infertilidad, diabetes, infartos o cáncer.

Hasta la fecha, la solución que mayoritariamente se ofrece aquellos que la padecen pasa por la medicación o la psicoterapia.

Ansiedad - encuesta Neurofeedback Navarra

Resultados que permanecen en el tiempo

Los avances que se realizan con neurofeedback permanecen en el tiempo. Son aprendizajes que se estabilizan a nivel inconsciente gracias al trabajo de consolidación y refuerzo de las redes neuronales involucradas en los mismo. Esto permite que no sea necesario volver a realizar sesiones una vez el usuario alcanza los resultados obtenidos. Hay estudios que han demostrado la pervivencia de los trabajos realizados con neurofeedback hasta ¡20 años después!

Se ha demostrado que las mejoras obtenidas por el usuario con neurofeedback permanecen intactas 20 años después.

La diferencia frente a la medicación reside en que mientras la medicación ofrece un cambio temporal que desaparece una vez el principio activo ya no es suministrado, con el neurofeedback, el usuario sabe que no tiene que regresar a realizar entrenamientos. Nos gusta utilizar el símil de la bicicleta… una vez la persona aprende a mantener el equilibrio mientras pedalea, ese aprendizaje permanece para siempre.

Fuente: Neurofeedbacknavarra.com